¿Los seres humanos realmente tienen libre albedrío?

¿Los seres humanos realmente tienen libre albedrío?

Responder

Si el «libre albedrío» significa que Dios les da a los humanos la oportunidad de tomar decisiones
que realmente afectan su destino, entonces sí, los seres humanos tienen un
voluntad. El estado pecaminoso actual del mundo está directamente vinculado a las elecciones tomadas
por Adán y Eva. Dios creó a la humanidad a su propia imagen, y eso incluía
la capacidad de elegir.

Sin embargo, el libre albedrío no significa que la humanidad pueda hacer lo que quiera.
Nuestras elecciones se limitan a lo que está en consonancia con nuestra naturaleza. Por ejemplo,
Un hombre puede optar por cruzar un puente o no cruzarlo; lo que él
mayo
no
Elige volar sobre el puente: su naturaleza le impide volar. en un
De manera similar, un hombre no puede elegir hacerse justo: su (pecado) Naturaleza
evita que cancele su culpa (Romanos 3:23). Entonces, el libre albedrío es
limitado por la naturaleza.

  ¿Qué significa que las misericordias de Dios son nuevas cada mañana?

Esta limitación no mitiga nuestra responsabilidad. La Biblia está clara
que no solo tenemos el
capacidad
Para elegir, también tenemos el
responsabilidad
para elegir sabiamente. En el Antiguo Testamento, Dios eligió una nación (Israel), pero
Las personas dentro de esa nación aún tenían la obligación de elegir la obediencia
a Dios. Y las personas fuera de Israel pudieron elegir creer
Y sigue a Dios también (por ejemplo, Ruth y Rahab).

En el Nuevo Testamento, los pecadores se ordena una y otra vez que se «arrepientan» y
«Believe» (Mateo 3: 2; 4:17; Hechos 3:19; 1 Juan 3:23). Cada llamada para arrepentirse
es una llamada para elegir. El comando de creer supone que el oyente puede
Elija obedecer el comando.



  ¿Qué enseña la Biblia sobre la Trinidad?

Jesús identificó el problema de algunos incrédulos cuando les dijo: «Tú
Negarse a venir a mí para tener vida ”(Juan 5:40). Claramente, podrían tener
ven si quisieran; Su problema era que eligieron no hacerlo. «Un hombre cosecha
lo que siembra ”(Gálatas 6: 7), y los que están fuera de la salvación están
«Sin excusa» (Romanos 1: 20-21).

Pero, ¿cómo puede el hombre, limitado por una naturaleza del pecado, alguna vez elegir lo que es bueno? Está
solo a través de la gracia y el poder de Dios que el libre albedrío realmente se vuelve «libre»
en el sentido de poder elegir la salvación (Juan 15:16). Es el santo
Espíritu que trabaja en y a través de la voluntad de una persona para regenerar a esa persona
(Juan 1: 12-13) y dale una nueva naturaleza «creado para ser como Dios en
verdadera justicia y santidad ”(Efesios 4:24). La salvación es la obra de Dios.
Al mismo tiempo, nuestros motivos, deseos y acciones son voluntarios, y nosotros
son responsables de ellos.

  Seguridad eterna: ¿es bíblico?