¿Por qué Jesús no se casó?

Dado que Jesús era el hombre ideal y modelo , es fácil preguntarse por qué no se casó ni tuvo hijos durante su vida terrenal. Como carpintero hábil y trabajador, un hombre con un carácter magnéticamente bueno y una personalidad cautivadora, y con sus años de fama y milagros, es probable que más de una mujer le haya dado la oportunidad de casarse.

Ninguna Escritura responde directamente a la pregunta de por qué Jesús nunca se casó . Se han sugerido varias posibilidades para explicar la soltería de Jesús:

  1. Jesús no se casó porque tenía un tiempo limitado en la tierra. Su extenuante viaje y su exigente carga de trabajo le habrían impedido cumplir correctamente los roles de esposo y padre. Y una esposa habría sido una distracción para la misión principal de Jesús. Un Jesús casado habría tenido que anteponer las necesidades de su esposa a las del mundo que vino a rescatar (véase 1 Corintios 7:32–35 ).
  2. Durante tres años, Jesús vivió como un sanador-maestro sin hogar ( Lucas 9:58 ). No le habría pedido a ninguna mujer que compartiera una vida así. Mientras Él ahora espera Su boda con Su prometida Novia, la Iglesia , Él está preparando para ella un hogar celestial ( Juan 14:2-3 ), preparando para ella un lugar perfecto y eterno de protección.
  3. Jesús sabía que había venido a morir ( Isaías 52:13–53:12 ; 1 Pedro 1:19–20 ; Lucas 18:31–33 ). Si se casara, ciertamente dejaría una viuda, probablemente con niños pequeños que criar sola. Era incapaz de causar deliberadamente un dolor tan innecesario.
  4. Si Jesús se hubiera casado, lo más probable es que su viuda hubiera sido glamorizada, idolatrada, deificada y probablemente físicamente en peligro debido a su relación con Jesús.
  5. Otra razón por la que Jesús no se casó es probablemente que Él no deseaba producir un sucesor de sangre o generar debate sobre quién sería ese sucesor o si Su sucesor también debería ser considerado el «Hijo de Dios». El propósito de Jesús no era establecer un reino terrenal o una dinastía (ver Juan 18:36).
  6. Jesús no se casó por Su singularidad. En su Historia de la Iglesia Cristiana , Philip Schaff escribe: “La pobreza y el celibato de Jesús no tienen nada que ver con el ascetismo, sino que representan, por un lado, la condescendencia de su amor redentor, y por el otro, su unicidad ideal y su carácter absolutamente peculiar. relación con toda la iglesia, que es la única apta o digna de ser Su novia. Ninguna de las hijas de Eva podría haber sido una compañera igualitaria del Salvador de la humanidad, o la cabeza representativa de la nueva creación” (Vol. III, p. 68). Schaff continúa explicando: “Si bien Jesús era completamente humano y, por lo tanto, completamente capaz de cumplir perfectamente todos los aspectos del matrimonio, también era completamente divino. Por lo tanto, nadie con solo una naturaleza humana podría ser una pareja adecuada para Él”.
  7. Jesús no se casó porque no estaba en la tierra para elegir una mujer sobre todas las demás. Él vino a rescatar y restaurar a todos los que lo recibirían. El que Jesús formara una relación matrimonial con una mujer inevitablemente habría confundido a las generaciones venideras acerca del significado de Su relación con Su Novia espiritual, la Iglesia, con quien ya estaba comprometido ( Efesios 5:25–27 ; Apocalipsis 19:7– 10 ; 21:9 ; 22:17 ; 2 Corintios 11:2 ). Jesús se reservó para Su verdadera y eterna Novia. Si hubiera escogido a una mujer para elevarla por encima de todas las demás, habría contradicho y socavado Su ministerio para todas.
  8. En el matrimonio humano, el esposo y la esposa se convierten en “una sola carne” ( Génesis 2:24). Si el divino Jesús, que no conoció pecado, se casara con una mujer pecadora («por cuanto todos pecaron», Romanos 3:23 ), su relación con su esposa habría planteado algunas incertidumbres confusas. Si Jesús se hubiera convertido en “una sola carne” con un pecador, ¿esa conexión lo habría contaminado con el pecado? Si hubieran tenido hijos, ¿qué tipo de naturaleza habrían tenido estos niños? Como hijos físicos del Hijo de Dios, ¿qué tipo de relación habrían tenido con Dios el Padre?
  ¿Por qué envió Dios a Jesús?

Estas ideas refuerzan las descripciones del Nuevo Testamento de Jesús como el Hombre ideal, el único puramente justo y bueno que apunta clara y consistentemente a la eternidad. Jesús no se casó porque el matrimonio humano no era necesario para Su misión de salvar al mundo. Aunque el matrimonio es una imagen de la relación de Cristo con la iglesia (Efesios 5:31–32 ), es solo un estado temporal a la luz de la eternidad. Aquellos que por la gracia de Dios a través de la fe están incluidos en esa Novia de Cristo tienen toda la razón para anticipar con entusiasmo la venida de Jesús para recibirlos en mayor gloria y gozo que jamás hayan conocido en la tierra.

  ¿Cuál es la diferencia entre misericordia y gracia?