¿Qué es la oración de salvación?

Mucha gente pregunta: «¿Hay alguna oración que pueda orar que garantice mi salvación?» Es importante recordar que la salvación no se recibe recitando una oración o pronunciando ciertas palabras. La Biblia en ninguna parte registra que una persona reciba la salvación por medio de una oración. Decir una oración no es la forma bíblica de salvación.

El método bíblico de salvación es la fe en Jesucristo. Juan 3:16 nos dice: “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna”. La salvación se obtiene por la fe ( Efesios 2:8 ), al recibir a Jesús como Salvador ( Juan 1:12 ), y al confiar plenamente en Jesús solo ( Juan 14:6 ; Hechos 4:12 ), no al recitar una oración.

El mensaje bíblico de salvación es simple, claro y sorprendente al mismo tiempo. Todos hemos pecado contra Dios ( Romanos 3:23 ). Aparte de Jesucristo, no hay nadie que haya vivido toda una vida sin pecar ( Eclesiastés 7:20 ). Debido a nuestro pecado, hemos ganado el juicio de Dios: la muerte ( Romanos 6:23). Debido a nuestro pecado y su merecido castigo, no hay nada que podamos hacer por nuestra cuenta para estar bien con Dios. Como resultado de Su amor por nosotros, Dios se hizo un ser humano en la Persona de Jesucristo. Jesús vivió una vida perfecta y siempre enseñó la verdad. Sin embargo, la humanidad rechazó a Jesús y lo mató crucificándolo. Aunque ese horrible acto mató al único hombre verdaderamente inocente, nuestra salvación fue obtenida. Jesús murió en nuestro lugar. Él tomó la carga y el juicio de nuestro pecado sobre sí mismo ( 2 Corintios 5:21 ). Entonces Jesús resucitó ( 1 Corintios 15 ), demostrando que Su pago por el pecado fue suficiente y que Él había vencido al pecado y a la muerte. Como resultado del sacrificio de Jesús, Dios nos ofrece la salvación como un regalo. Dios nos llama a todos a arrepentirnos de nuestros pecados (Hechos 17:30 ) y tener fe en Cristo como el pago total de nuestros pecados ( 1 Juan 2:2 ). La salvación se obtiene al recibir el regalo que Dios nos ofrece, no al hacer una determinada oración.

Ahora, eso no significa que la oración no pueda estar involucrada en recibir la salvación. Si entiendes el evangelio, crees que es verdad y has aceptado a Jesús como tu salvación, es bueno y apropiado expresar esa fe a Dios en oración. Comunicarse con Dios a través de la oración puede ser una forma de pasar de aceptar hechos acerca de Jesús a confiar plenamente en Él como Salvador. La oración puede estar conectada con el acto de poner tu fe solo en Jesús para la salvación.

Una vez más, sin embargo, es de vital importancia que no base su salvación en haber dicho una oración. ¡Recitar una oración no puede salvarte! Si quieres recibir la salvación que está disponible a través de Jesús, pon tu fe en Él. Confía plenamente en Su muerte como el sacrificio suficiente por tus pecados. Confíe completamente en Él solo como su Salvador. Ese es el método bíblico de salvación. Si has recibido a Jesús como tu Salvador, por todos los medios, haz una oración a Dios. Dile a Dios cuán agradecido estás por Jesús. Ofrezca alabanza a Dios por su amor y sacrificio. Agradece a Jesús por morir por tus pecados y brindarte la salvación. Esa es la conexión bíblica entre la salvación y la oración.

Si ha recibido a Jesús como su Salvador por lo que ha leído aquí hoy, haga clic en el botón «He aceptado a Cristo hoy» a continuación.